¿te llamamos?

Buscar Ref:
Email
info@casaselectas.es
Tel
91-0805266

Gestión de propiedades exclusivas en Madrid Capital
Calidad de propiedades. Excelencia en el servicio.

Barrio de Jerónimos: Orígenes/Siglo XVIII

01/11/2017

Siglo XVIII: Residencia oficial para los primeros Borbones

 

En 1700, Philippe d’Anjou, nieto de Luis XIV de Francia, se convertía en Felipe V de España, primer monarca de la dinastía Borbón que estaba destinado a devolver la grandeza a una débil monarquía hispánica.

 

Lujo JerónimosA su llegada a Madrid, Felipe comprobó qué diferente era el protocolo de la casa de los reyes de la dinastía Habsburgo con la de su abuelo francés. Para Felipe, residir en las estancias en un Alcázar de origen medieval que estaba diseñado para ocultar la presencia del rey en vez de ser el centro de la vida del mismo, como era el palacio de Versalles donde había nacido, era insidioso.

 

Por estas causas el Buen Retiro será la residencia preferida por Felipe V en Madrid. Su concepción como lugar del esparcimiento y el protagonismo indiscutible de los jardines, así como su vocación suburbana, a espaldas de la ciudad de Madrid, eran para él elementos que le recordaban a su añorado Versalles.

 

Para emprender la reforma del Buen Retiro pide ayuda a su abuelo Luis XIV que le cede a su arquitecto Robert de Cotte, que prepara desde Francia sus primeros diseños de reforma del palacio irregular de Felipe IV, según planos que le son enviados desde Madrid.

 

De Cotte raramente se alejaba de París, pero eso no le impidió ser uno de los arquitectos más influyentes en la gran arquitectura cortesana europea. En el caso madrileño mandó a su ayudante en el taller, René Carlier, para hacerse cargo de las obras. La principal labor de Carlier será además de plasmar el estado del Palacio del Buen Retiro, realizar dibujos sobre los cambios en las decoraciones que él está realizando. Éstos fueron inmediatamente llevados a París para la supervisión de De Cotte y sobre todo del rey Luis XIV, quien intervendrá y aconsejará a su nieto también en estos aspectos.

Jeronimos Retiro Madrid

 

Pero los proyectos finalmente fueron archivados, no sólo por los gastos de construcción demasiado altos en ese momento, sino porque la llegada en 1715 de la nueva reina, Isabel de Farnesio, dará un giro en el gusto artístico de la corte, inclinándose más hacia lo italiano en detrimento de lo francés.

 

Por tanto, no hubo cambios realmente importantes en el palacio del Buen Retiro y sus jardines, los cuales resistieron bien el cambio de dinastía y fueron utilizados asiduamente por Felipe V y su hijo Fernando VI. No será hasta el reinado de Carlos III que empiece el declive de este singular espacio madrileño, que pudo ser un segundo Versalles, pero que al final fue casi destruido en su totalidad. De él nos ha quedado un bello edificio con frescos de Luca Giordano, el Salón de Reinos y un hermoso parque para el disfrute de todos. Conformando uno de los escasos lugares de nuestra ciudad que conjuga Arte, Historia y Cultura con naturaleza y ocio.

 

Durante los reinados de los reyes de la Casa de Borbón, en los siglos XVIII y XIX, el Real Sitio y su entorno se enriquecieron con nuevas instalaciones. En el reinado de Fernando VII destaca, además de la replantación del parque, la Casa de Fieras, el Real Embarcadero y el Jardín de Caprichos o Reservado, del que quedan algunos edificios como la Montaña Artificial y la Casita del Pescador.

 

Barrio de Jerónimos Orígenes/Siglo XIX

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas nuestra Política de cookies.